Martes y 13

13 05 2008

Nunca he sido una persona supersticiosa y los hechos que ocurren a mi alrededor me hacen que siga por el camino por el que voy desde hace tiempo.

No tengo amuletos ni objetos de la suerte desde que iba la E.G.B., Educación Primaria o el nombre que tenga ahora. Yo no llevo el muñequito que salía en las cajas de galletas a los exámenes de matemáticas “porque me dará suerte”. Ahora confío en mí y en mis posibilidades.

Si que es cierto que he vivido sucesos lamentables en algún martes y 13 pero no fue porque las 13 lunas de no sé qué galaxia situada a tropecientos setentaytantosmil millones de años luz se hubieran alineado con mi zapatilla izquierda aquella noche o con los agujeros de mi nariz a las 4 de la mañana.  Son cosas que pasan.

El caso es que en 4 días me han pasado tantas cosas y tan buenas que no me lo termino de creer.

El sábado, por mucho que la lluvia se empeñara, dimos nuestro primer concierto celbrando el día del voluntario de la cruz roja junto con otros grupos. Ahí está el principio, y no es apra quejarse: Carteles por todo Logroño, anuncios en radio y ¡¡¡hasta acreditaciones personalizadas!!!

Hoy en clase me ha dicho el profesor que un ejercicio de escritura que nos mandó está realmente bien, que es incluso mejor que algunos escritos por profesionales en revistas americanas. No me lo habría tomado más en serio que un simple ejercicio bien hehco, pero este profesor se ha ganado mi respeto por su manera de enseñar. No es autoritario, le gusta que los alumnos digamos lo que pensamos y nos ofrece la oportunidad de conocer otra cultura; el tío es de Boston, y eso se nota.

A parte de todo esto, lo más importante de todo es que sigo tan enamorado de mi novia como el primer día, y la verdad es que parece que fue ayer cuando “me declaré” (jejeje, ya sabes, Princesa) y voy todo el día por ahí con una sonrisa de un quiceañero enamorado…y me encanta. Y si eso le molesta a algún amargado, no es mi problema; yo soy muy feliz.

P.D.: Aprovecho para publicar aquí el ejercicio que nos mandó el profesor. Me hace sentir realmente orgulloso de mi mismo que incluso me haya pedido por favor que le deje lo que escribí para enseñarselo al resto de compañeros.

  

F.U.Q

 

It is not the easiest task trying to define the expression on your face when you ask someone about the evolution of the autochthonous Mediterranean crab, and after a 15-minute-length answer full of technical, sophisticated and, of course, incomprehensible words, the only thing you are really said is that the Spanish Mediterranean seashore is hotter than hell from 12:00 a.m. to 16:00 p.m. during the summer.

 

Some professionals studied the subject of “Answering” during their university years, but this subject is not only taught at universities, high schools and specialized centres: huge is the number of people who learned this art in the streets and mastered it like Cicero did, and current attorneys and barristers do.

 

What happens with these Frequently Unanswered Questions is that they can be really frustrating. I was listening to an interview, some days ago, to an expert on heart diseases and he was asked about the actual influence of smoking on the human heart, and after a 15-minute-length answer full of technical, sophisticated and, of course, incomprehensible words, everything he really meant was: smoking can provoke some cardiac illnesses.

 

Well, after listening to the whole interview I frankly had to hold back: what I really wanted to do was to give the radio station a ring and to shout a little bit at the “expert”, but I smiled at me instead, and I thought “Oh! Sure, he did have an A++ qualification in his Answering IV during his university years.”

 

P.D.2: Lo siento por el tostón, pero hoy me siento con ganas de escribir.

Anuncios