Concierto de Alter Bridge

7 12 2008

Nunca vayas a un concierto con ideas preconcebidas…o al menos inténtalo.

Con dos discos en el mercado –One Day Remains y el más reciente, Blackbird– y promocionando el segundo en directo, convencí a un colega para ir a verlos defender sus trabajos en directo y de paso pasar el día en Bilbao.

Entramos en la sala un buen rato antes de que empezaran a tocar los teloneros –Logan, un grupazo del que intentaré hablar en otro momento- y el aspecto medio vacío de la sala hacía pensar dos cosas: “El concierto va a ser malo” o “Vamos a tener suerte de ser pocos y disfrutar como niños”

Tras los 45 minutos que Logan emplearon para convencer al público de tenerlos en cuenta para el futuro, comenzó el verdadero espectáculo.

No sé cual fue el problema, pero el concierto comenzó y acabó con problemas de sonido, o al menos en mi opinión. Tal vez fuera Mark Tremonti buscando tapar la voz de Myles Kennedy, o tal vez una mala configuración, desconozco los motivos, pero el sonido la guitarra principal no estaba compensado con el del resto del grupo y parecía por momentos un concierto de death-metal o algo aún más caótico.

A pesar de que Tremonti parecía estar muy acelerado, como tal vez queriendo demostrar lo que todos ya sabemos: que es un virtuoso de una categoría incontable. La hora y media que estuvieron los americanos encima del escenario fue inolvidable, sobre todo gracias a la actuación de Myles Kennedy (no me extraña que Creed pretendan reunirse en 2009 y los Led Zep quieran contar con este frontman en sus filas)

Lo peor: Lo que ya he comentado. Tremonti parecía acelerado y aunque su técnica es impecable, la falto transmitir alegría y demostrar que estaba disfrutando como el resto del grupo y sobre todo, la audiencia. Además, el sonido no fue tan bueno como cabría esperar de una banda de este calibre.

Lo mejor: Hay mucho y muy bueno. El hecho de estar entre 800 y 900 personas te permite disfrutar del show a un nivel superior. Myles Kennedy demostró que tiene una voz iniguable y que es un frontman como la copa de un pino. Tal vez le faltó interactuar más con el público, pero a pesar de todo, se merece un 10 claro, porque no es normal que un cantante te haga sentir casi dolor en los tímpanos marcándose unos agudos.

Aprovecho para dar la razón a Wix y Tommy. Gotthard sacará más discos y tocará más veces en España, y si Alter Bridge se separán (o no) yo habré asistido a un concierto histórico.

Pensaba que Tremonti iba a provocar que el suelo de la sala acabase lleno de la baba de los asistentes, pero la culpa fue de Kennedy. Por eso debes intentar no ir nunca a un concierto con ideas preconcebidas: pensaba que Kennedy iba a soltar algún gallo y se iba a mostrar flojo como he visto en algún vídeo en directo y que Tremonti iba a ser Tremonti, pero se lo perdonamos, un día malo lo tiene cualquiera.

Ahora sólo queda disfrutar del mejor momento de la noche:

Anuncios