One Less Reason

16 08 2008

Intentando seguir escribiendo algo sobre algunos de los grupos que habitualmente escucho, con lo que respecta a la penúltima vocal toca hablar de One Less Reason.

Tuve noticia de ellos por primera vez a través de algún blog que vi en algún momento de mi vida hace escasos meses, pero es el tiempo suficiente para tener una nueva adicción a una banda cuyas letras enganchan como el velcro.

Una banda de los Estados Unidos que dejan claro en su MySpace cual es su intención “Makin’ love to your ears since 2002”, es decir, “Haciéndole el amor a tus oidos desde 2002”. Y no se equivocan; no van a provocarte el mejor orgasmo de tu vida, pero el placer lo tienes asegurado.

Una voz profunda, composiciones melódicas que hace que te dejes llevar a donde quiera que quieran llevarte, una producción muy trabajada, y una auténtica delicia. No hay ni una nota que sobre en sus temas, pero lo que más llama la atención de esta banda es que sólo buscan el protagonismoa  través de unas letras y unas líneas de voz increiblemente buenas.

Puedes encontrar todo esto en su primer disco, A Lifetime Burning

Con más de 5 millones de visitantes, seguramente satisfechos, son como ellos mismos comentan “el boleto de lotería sin rascar” en clara referencia a una búsqueda de discográfica.   

Relájate, cierra los ojos, abre tus oídos y dejan que te hagan el amor.

September

Si eres de los que follan en vez de hacer el amor, deja que te lo hagan en directo, donde cambian las sutileza por un punto un poco más… brutal, más inesperado. 

Favorite Color

 

Same Thing





Y tú, ¿Cómo te sientes?

16 08 2008

Muchas cosas que decir, poco tiempo para contarlas y aún menos ganas para hacerlo con este calor.

El verano es suficientemente largo como para hacer muchas cosas aunque a la hora de la verdad el estío resulte tan productivo como un elefante estudiando taquigrafía.

Al menos hay tiempo para pensar en las cosas, en lo que vale la pena, en algo que hacer para sentirte mejor persona, en las cosas que quieres borrar de tu vida, en lo que está por llegar…

Yo soy feliz, ¡Qué coj***s! Muy feliz.

Tengo incluso más de lo que había soñado cuando era un niño, aunque eso no me quita las ganas de seguir soñando y luchar por esas metas imposibles. Yo también puedo ser un Michael Phelps ahora que está tan de moda.

Nunca ganaré 8 medallas de oro en unas olimpiadas, ni destrozaré los récords del mundo que yo mismo había batido. Ni siquiera participaré en unos juego olímpicos; me da igual. Mis sueños on otros, muy diferentes, pero también los voy cumpliendo, poco a poco.

Aunque consiga todo lo que me proponga en la vida, siempre me quedarán algunas cosillas por hacer, como mandar al sitio que se merecen a algunas personas. Muy probablemente, aunque tengo bastantes cosas en común con cada una de ellas, no vuelva a echármelas a la cara en lo que me queda de vida, pero si así fuera, el niño al que putearon, utilizaron, y el mismo al que quisieron utilizar como un juguetito está desapareciendo.

Siempre me voy a guardar ese puntito de inocencia -qué sería de la humanidad sin la inocencia de los niños- y haré uso de él si llegara el momento tener cara a cara a esos personajillos que un día fueron tan importantes en mi vida. Me importará menos que nada el “qué pensará después de que le diga eso o lo otro”, me olvidaré de que también tienen sentimientos como ocurrió inversamente en su día, me olvidaré de que también tienen un niño dentro, me olvidaré del futuro para sólo recordar el pasado. Ese día cambiará mi personalidad durante unos minutos para volver a ser un niño enfadado y rencoroso, y después volveré a ser la persona más feliz del mundo como soy ahora mismo. Seguiré soñando y cumpliendo sueños, me olvidaré del pasado y de todo lo que no es importante en mi vida.

¿Dos canciones que muestren cómo me siento? Muy fácil:

 

Una con imágenes de un peliculón que por cierto voy a volver a ver enseguida:

 

La otra, un temazo:

 

 

 





Ay como lo vea Bunbury…

5 08 2008

Nadie discute de la calidad musical de Hinder, banda de rock de Oklahoma con temazos como Lips of an Angel o Better than Me, y un buen disco como Extreme Behavior.

La voz de Austin Winkler no tiene nada que ver con la del cantante de una de las mejores bandas de  rock españolas de todos los tiempos, más bien son totalmente opuestas, para muestra un par de botones: 

 

Lips of an Angel

 

Better than Me

 

Sin embargo, hay que hablar de los famosos “parecidos razonables” en cuanto a los logos de ambas bandas, de Héroes del Silencio y Hinder.

Juzguen ustedes mismos.