L

15 05 2008

Se podrían decir muuchas cosas, pero unas pocas imágenes (y notas) valen más que millones de palabras:

 

Stairway to Heaven

 

Rock & Roll

 

Immigrant song





Martes y 13

13 05 2008

Nunca he sido una persona supersticiosa y los hechos que ocurren a mi alrededor me hacen que siga por el camino por el que voy desde hace tiempo.

No tengo amuletos ni objetos de la suerte desde que iba la E.G.B., Educación Primaria o el nombre que tenga ahora. Yo no llevo el muñequito que salía en las cajas de galletas a los exámenes de matemáticas “porque me dará suerte”. Ahora confío en mí y en mis posibilidades.

Si que es cierto que he vivido sucesos lamentables en algún martes y 13 pero no fue porque las 13 lunas de no sé qué galaxia situada a tropecientos setentaytantosmil millones de años luz se hubieran alineado con mi zapatilla izquierda aquella noche o con los agujeros de mi nariz a las 4 de la mañana.  Son cosas que pasan.

El caso es que en 4 días me han pasado tantas cosas y tan buenas que no me lo termino de creer.

El sábado, por mucho que la lluvia se empeñara, dimos nuestro primer concierto celbrando el día del voluntario de la cruz roja junto con otros grupos. Ahí está el principio, y no es apra quejarse: Carteles por todo Logroño, anuncios en radio y ¡¡¡hasta acreditaciones personalizadas!!!

Hoy en clase me ha dicho el profesor que un ejercicio de escritura que nos mandó está realmente bien, que es incluso mejor que algunos escritos por profesionales en revistas americanas. No me lo habría tomado más en serio que un simple ejercicio bien hehco, pero este profesor se ha ganado mi respeto por su manera de enseñar. No es autoritario, le gusta que los alumnos digamos lo que pensamos y nos ofrece la oportunidad de conocer otra cultura; el tío es de Boston, y eso se nota.

A parte de todo esto, lo más importante de todo es que sigo tan enamorado de mi novia como el primer día, y la verdad es que parece que fue ayer cuando “me declaré” (jejeje, ya sabes, Princesa) y voy todo el día por ahí con una sonrisa de un quiceañero enamorado…y me encanta. Y si eso le molesta a algún amargado, no es mi problema; yo soy muy feliz.

P.D.: Aprovecho para publicar aquí el ejercicio que nos mandó el profesor. Me hace sentir realmente orgulloso de mi mismo que incluso me haya pedido por favor que le deje lo que escribí para enseñarselo al resto de compañeros.

  

F.U.Q

 

It is not the easiest task trying to define the expression on your face when you ask someone about the evolution of the autochthonous Mediterranean crab, and after a 15-minute-length answer full of technical, sophisticated and, of course, incomprehensible words, the only thing you are really said is that the Spanish Mediterranean seashore is hotter than hell from 12:00 a.m. to 16:00 p.m. during the summer.

 

Some professionals studied the subject of “Answering” during their university years, but this subject is not only taught at universities, high schools and specialized centres: huge is the number of people who learned this art in the streets and mastered it like Cicero did, and current attorneys and barristers do.

 

What happens with these Frequently Unanswered Questions is that they can be really frustrating. I was listening to an interview, some days ago, to an expert on heart diseases and he was asked about the actual influence of smoking on the human heart, and after a 15-minute-length answer full of technical, sophisticated and, of course, incomprehensible words, everything he really meant was: smoking can provoke some cardiac illnesses.

 

Well, after listening to the whole interview I frankly had to hold back: what I really wanted to do was to give the radio station a ring and to shout a little bit at the “expert”, but I smiled at me instead, and I thought “Oh! Sure, he did have an A++ qualification in his Answering IV during his university years.”

 

P.D.2: Lo siento por el tostón, pero hoy me siento con ganas de escribir.





Más de los 80

13 05 2008

Estos últimos días -demasiados días- que he estado dedicado en cuerpo y alma a Midnight Madness y nuestro primer concierto, me he perdido dos noticias musicales básicas.

Me había perdido nada más y nada menos que dos de los grupos estrella de la época dorada del Glam sacan o han sacado nuevos trabajos al mercado recientemente. Se me habían pasado dos viejas glorias de la talla de Motley Crüe y Def Leppard.

Por parte de los Crüe lo más llamativo es que cuentan con colaboradores importantes como por ejemplo Josh Todd de Buckcherry -de los cuales aprovecho para recomendar encarecidamente que escuchéis su “15”- entre otros.

Saints of Los Angeles 

 

Hace tiempo que perdí la esperanza de ser gratamente sorpendido con respecto a las viejas glorias, aunque siempre hay contadas excepciones, pero desgraciadamente Def Leppard y Motley Crüe no están entre ellas.

En cuanto a los británicos, no se puede pretender que Def Leppard se invente otro Hysteria. Siguen siendo buenos, pero no son lo que eran, aunque tal vez ésta sea una de las pocas bandas que por su historia tiene en parte justificación.

Nine Lives es el primer single del nuevo disco de los Leppard: Songs from the Sparkle Lounge.

Personalmente, no me desagrada la primera toma de contacto, aunque me ha resultado extraña la colaboración de Tim McGraw,  alguien de quien no había oído hablar, seguramente porque se trata de un cantante country, a pesar de que tiene premios y reconocimientos como para decorar las paredes de todas las casas de su barrio y del de al lado.

Nine Lives

 

La primera escucha de ambos temas me ha dejado un tanto indiferente, pero es algo que me pasa con la mayoría de las cosas que escucho por primera vez, y después acabo hartándome de escucharlas, como me ocurrió con el Lost Highway de los de Jersey o el Libertad de los VR. A pesar de todo, es normal que la canción de los Def Leppard ma haya parecido normalita, ya que me he reenganchado de nuevo a sus mejores años, cuando aún estaba Steve Clark, sobretodo “por culpa” (gracias por la recomendación tío, de verdad) de Wix y su recomendación (Hysteria: The Def Leppard Story) 

A ver si este finde me paso por alguna tienda y me pillo el Songs from the Sparkle Lounge.





Sobre el miedo

4 05 2008

El miedo es algo que está presente en todos nosotros desde que somos pequeños, más bien está presente cuando somos pequeños, ya que luego esos numerosos miedos generalmente irracionales se convierten en contables miedos racionales.

Navegando por ahí, encontré el otro día en un blog unas fotografías geniales. Son la mejor representación de los miedos que puede tener un niño. Para mi gusto, son simplemente fantásticas.

 

 

De pequeños todos hemos tenido miedo a quedarnos dormidos y que en ese momento apareciera un monstruo de debajo de la cama y nos llevará a cualquier sitio terrorífico, o hemos tenido miedo a entrar en sitios oscuros por miedo a que hubiera algo desconocido capaz de aterrorizarnos.

 

 

Recuerdo haber tenido miedo muchas veces, aunque no recuerdo qué invadía mi mente y me impedía dormir tranquilo. Sé que generalmente las películas para mayores, como Pesadilla en Elm Street o sobretodo El Muñeco Diabólico eran una auténtica pesadilla y si veía un simple anuncio, me pasaba semanas sin poder dormir.

Esa época pasó y ahora esas películas provocan más risas que sustos y preocupaciones. Pero yo, como cualquier hijo de vecino, sigo teniendo miedo, no de alguien que pueda atacarme desde mis propios sueños, de los piratas, o de algunos espíritus o la reencarnación de uno de ellos, o de que venga una extraña raza de extraterrestres.

La muerte puede que sea el factor que más pavor causa entre algunos sectores de la sociedad, pero para mí no es algo de lo que asustarme, de hecho tengo hasta cierta curiosidad por saber si hay algo más detrás de todo eso (paciencia, ya me llegará la hora). Es cierto que me asusta la forma en que morir, no por la muerte en sí misma sino porque lo que más me asusta es el dolor.  

Y tú ¿A qué le tienes y/o tenías miedo?

 

No te pierdas la segunda entrega de estas imágenes.





MEME: 8 Cosas que me quedan por hacer

2 05 2008

Desde el blog de Wix recojo el testigo y yo también coloco en esta lista 8 cosas que me quedan por hacer antes de morir.

Siempre es difícil hacer listas de este tipo, pero vamos allá, a ver que sale:

Sin ningún orden concreto

1- Grabar un disco.

2- Viajar a Japón, Australia y EE.UU, concretamente NY/NJ y California.

3- Tener un piso propio -a medias con la mujer de mis sueños, por supuesto- ( y de este punto ya tengo la mitad cumplida, jeje)

4- Hacer submarinismo y, si algún día soy capaz de juntar todo el valor y las ganas, hacer también paracaidismo.

5- Si tocar en el Giants Stadium, el Madison Square Garden o Wembley con entre 80 y 120 mil personas cantando tus canciones y gritando tu nombre es un 10/10 en la escala de la felicidad, yo, a día de hoy, cambio uno de esos conciertos por tocar en la plaza del ayuntamiento de Logroño. Cuando empecé a tocar la guitarra me juré a mi mismo que no moriría sin tocar ahí, y si encima fuera en las fiestas de San Mateo y como ganadores de algún concurso musical…

6- Encontrar ese “trabajo ideal“, porque de momento sólo he encontrado trabajos que me den de comer, y aunque no es poco, yo busco ese “algo más”.

7- Me encantaría ser un poco como Slash, Joe Perry y Richie Sambora, y tener una colección de guitarras de incalculable valor y hasta una signature propia, pero me conformaría con llegar tener una guitarra de primera y un ampli de iguales características. 

8- Por supuesto, casarme con mi novia y disfrutar con ella el resto de mis días.

Iba a poner también lo de “ser feliz”, pero eso ya está cumplido, así que a todo aquel que lea esto, y le apetezca, está invitado a rellenarlo.